Otros


No más Paraísos Fiscales

paraisos-fiscales
Leía recientemente cómo los oligarcas chinos amasan grandes fortunas que escapan al fisco del país al que dicen gobernar y servir. Esos miles y miles de millones de dólares se encuentran opacos, principalmente, en las Islas Vírgenes Británicas, un paraíso fiscal del Caribe. Se trata de cuarenta pequeñas islas que albergan más de un millón de empresas.

Por otro lado, hemos escuchado que los siete gigantes de Internet (Google, Apple, Amazon, Facebook, Ebay y Microsoft) pagan en España sólo un millón en impuestos.

A estos casos podíamos añadir otro, como por ejemplo, que la Nueva Rumasa operaba desde Belice (uno de los paraísos fiscales más opacos) y es allí donde se presume que residen los fondos de quienes, fiándose de la familia Ruiz Mateos, suscribieron los títulos que emitió dicha familia antes de declararse en concurso de acreedores (calcularlos su caso 200 millones de euros)

¿Qué tienen en común los ejemplos citados? Que ponen de manifiesto que el poder corrupto sigue interesado en que sigan existiendo esas estructuras que les sirven de escudo protector a sus prácticas ilegales y deshonestas.

Se calcula que existen opacos en estas estructuras off-shore entre 20 y 30 billones de dólares (sí, sí, con “b” de burro)

¿Se imaginan los efectos del desmantelamiento de estas estructuras -aunque fuera progresivo- sobre la economía en general y, sobre todo, sobre las arcas públicas de los gobiernos (prácticamente diezmadas tras estos años de crisis)?

No sólo se conseguiría una mayor tributación (soportada por quienes más tienen) sino sobre todo una redistribución de la riqueza, ya que esos fondos se incorporarían a las economías reales y transparentes, generando efecto multiplicador sobre las mismas. Por otro lado, su desaparición impediría que los futuros delincuentes carecieran de protección y serían fácilmente perseguibles sus actos delictivos.

Por todo ello, ¿a qué esperamos para reivindicar: “no más paraísos fiscales”?

Se Sociable, Comparte!

Efectos Contradictorios

 ¿Cuál sería el efecto de una subida en los tipos impositivos?

¿Qué efecto inmediato causa en una economía la subida de los salarios?

Las respuestas evidentes no siempre son las correctas. No necesariamente se incrementaría la recaudación fiscal, ni tampoco de forma inmediata se vería beneficiado el consumo.

Recientemente hemos conocido a través de un informe de una entidad financiera, que estas medidas aplicadas en España incrementarían el PIB de tal manera que el aumento de la oferta de empleo se vería así mismo acrecentada en hasta un 10%.

¿Pero, estamos en condiciones de rebajar los salarios o de incrementar los tipos impositivos? ¿Cuál es el destino de las arcas del Estado y de las familias en las que varios miembros están sin empleo?

La contradicción se halla en que si se reduce el salario en los sectores más improductivos, habría muchos más empleos al acceso de personas capacitadas que esperan su oportunidad.

¿Cuál sería para vosotros el camino más adecuado para la creación de empleo? ¿Cuáles serían las medidas adecuadas a implementar para generar una mayor recaudación fiscal?

Os invito a comentar vuestras reflexiones con total libertad. y a leer mi artículo publicado en el periódico  Cinco Días

Se Sociable, Comparte!

El Desapalancamiento Financiero

apalancamiento financiero

¿Saben cuál fue la razón de la crisis actual?

El apalancamiento financiero

¿Qué quiere decir ese concepto? Sencilla y llanamente adquirir activos sin dinero propio; casi en su totalidad con financiación ajena.

Sucedía antaño que había no pocos activos (inmobiliarios o acciones) que tenían tasas de retorno (alquileres o dividendos) superiores a la cuota a devolver por el capital prestado.

Imagínese que de pronto tiene barra libre para endeudarse. Podría adquirir un paquete mayoritario de Iberdrola (por poner un ejemplo) sin desembolsar fondos propios, y podría llegar a amortizar el préstamo concedido si los dividendos de las Iberdrolas fueran iguales o superiores a las cuotas de amortización del préstamo que financió dicha inversión.

Eso es lo que sucedió en exceso en las épocas de bonanza. España se endeudó en los mercados internacionales porque inicialmente la ecuación funcionaba (el activo subyacente via rentas / dividendos más la plusvalía latente, permitía devolver el dinero prestado). Ahora bien, dicha ecuación se invirtió cuando el activo no sólo se despreció sino que sus retornos (rentabilidades) menguaron.

¿Qué sucedió entonces? Que, a modo de castillo de naipes, el sistema se derrumbó y, como los prestamistas nacionales son nuestros bancos, hubo que llamar a Bruselas para que vinieran a echarnos una mano (después de haberse empleado a fondo el FROB).

Esa fue, de forma muy resumida, la radiografía del origen de la actual crisis. Dicho en términos más sencillos, el excesivo consumo interno se sustentaba, no tanto en unos salarios vigorosos, como en un endeudamiento enfermizo.

En cifras, España debe alrededor de un 320% de su PIB, lo que equivale, en términos absolutos, a unos 3,3 billones de euros (cada español ha recibido una herencia de 70.200€ de deuda).

De este monto gigantesco de deuda, el 200% es privado (de ésta, a su vez, el 80% es de las familias y el 120% restante de las empresas) y el 100% pública.

Para que unos y otros reduzcan los porcentajes, se requiere más PIB (más crecimiento), pues de lo contrario no sólo no menguarían sino que se acrecentaría dichos porcentajes.

Pues bien, nuestras estadísticas nacionales nos dicen que estamos asistiendo, por primera vez, al desapalancamiento financiero (las referidas deudas en términos PIB se empiezan a contraer).

Bendita noticia. Probablemente podamos llegar a ratios de endeudamiento razonable, pero no se alegren en exceso. Cuando la memoria haya borrado las consecuencias indeseadas de tanto endeudamiento, volveremos a las andadas. Si no, al tiempo.

Se Sociable, Comparte!

Recuperación de precios inmobiliarios

Recuperación de precios inmobiliarios

Recuerdo el titular de un medio de comunicación que, hablando de Llanera, puso  el ejemplo de la primera gran concursada del sector inmobiliario. A continuación, se escribía que el reguero de concursos era inminente, como así sucedió.

Pues bien, ahora tenemos en otro diario económico la primera noticia de signo opuesto que habla del cambio de tendencia: “Baleares, primera región donde los precios vuelven a subir” (así lo avala la tasadora Tinsa)

¿Qué está pasando en el sector y cuáles son los argumentos que hacen pensar que, realmente, se trata de un cambio de tendencia y no de un repunte esporádico? A mi juicio, las razones subyacentes son las siguientes:

La primera es de índole general: el entorno económico. Nuestro país ha pasado de ser repudiado por el inversor foráneo (“riesgo país”) a ser atractivo (recordemos las recientes palabras de D. Emilio Botín: “Está llegando el dinero de todas partes”)

A ello, han contribuido la bajada del diferencial de la prima de riesgo, las reformas estructurales y el hecho de que se pueda cumplir con las previsiones del déficit fiscal.

Este argumento es importantísimo, ya que el consumo interno sigue plano y, si hay algo que está tirando de nuestra economía, es el sector exterior (exportaciones, visitas de turistas foráneos y, ahora, inversores que invierten en empresas españolas -ej: Bill Gates-)

Las siguientes razones, de menor importancia, que animan a que se de la vuelta a los precios inmobiliarios serían, por un lado, que el precio del dinero sigue en mínimos, que hay una percepción de que se ha tocado el suelo (no se esperan más bajadas) y que, por tanto, un buen producto puede ofrecer dos tipos de rentabilidades: una presente, llamada alquiler y otra futura, denominada plusvalía latente.

¿Qué se ha hecho desde el punto de vista legislativo para hacer que se active la demanda y, por tanto, se incrementen los precios?

Un factor legislativo que atraerá a nuevos inversores extranjeros lo constituye la posibilidad de que estos inversores puedan obtener un visado de estancia en España, si adquieren uno o varios inmuebles cuyo precio conjunto supere 500 mil de euros.

Otro, no menos importante, utilizado por grandes inversores, ha sido la modificación de la legislación de las SOCIMIS (Sociedades de Inversión en el Mercado Inmobiliario). Estas sociedades tienen un régimen tributario muy benigno y, facilitan, por ejemplo, las grandes compras de lotes de inmuebles en arrendamiento.

Por todo ello, creemos que la confianza (ese valor intangible que si bien no cotiza, está presente en todas las decisiones económicas) ha vuelto a un sector tan denostado como el inmobiliario.

Se Sociable, Comparte!

El sistema económico actual está herido -Papa Francisco-

Tenía previsto en este post hablar de la Ley de Emprendedores, pero dado que no ha visto la luz en el BOE, he preferido tratar otro tema mucho más interesante: la opinión del Papa Francisco acerca del dinero y del modelo económico actual.

Con qué contundencia y libertad ha mostrado su opinión nada vacilante: “El actual sistema económico nos está llevando a la tragedia. Los ídolos del dinero nos están robando la dignidad”

¡Qué grandes verdades! -hasta ahora de todos sabidas-, pero a partir de ahora enunciadas -¡y de qué manera!- por el máximo representante de la Iglesia Católica.

Desde esta humilde tribuna, he ido poniendo de manifiesto injusticias tales como la existencia de los paraísos fiscales donde se mantienen ajenos a la fiscalidad billones de dólares, la mala praxis bancaria -injusticia de las preferentes, las cláusulas suelo, los préstamos multidivisas…-, la falsificación de las cuentas, la no responsabilidad (al menos, hasta hoy) de los gestores económicos de las entidades auxiliadas…

¿Qué tienen en común todos estos ingredientes? La usura, entendida como el frenesí sin escrúpulos en la carrera por amasar dinero.
Cuando estudié Económicas, me enseñaron que el dinero servía de medio de intercambio en una sociedad que había dejado atrás el trueque.
Realmente, así concebido, es un instrumento óptimo para que circulen bienes y servicios.

Ahora bien, el problema del dinero radica, no en el uso que se le da, sino en el abuso por acapararlo.

Sucede que, por definición, la especie humana es ambiciosa (hasta aquí de acuerdo) y en ese afán de ambición y notoriedad se busca la diferenciación, y la sociedad nos ha dicho que la notoriedad y la diferenciación vienen del “to have” (lo que tenemos) y no del “to be” (lo que somos)
Conclusión: la sociedad está alimentando al monstruo del dinero. Hay que tener bienes para ser mejor (a los ojos de la sociedad) Como para tener y poseer bienes se necesita el instrumento que lo hace posible –el dinero-, el coctel está servido.

Una mayoría es capaz de amasar dicho activo a cualquier precio con la excusa de subir un par de peldaños en la escala de Maslow (en el cuarto estadio se encuentra el éxito)

Pues bien, en este entorno del todo vale, con tal de ser reconocido en la lista de Forbes, es donde pretende Francisco llegar con esas frases.

Primero fue en la isla de Lampedusa donde nos habló de la globalización de la indiferencia, y ahora en la Cerdeña (otra vez al lado de los pobres) donde nos explica que el sistema económico capitalista está herido. ¡Qué gran hombre este Papa! ¡Qué majete! ¡Con esa sonrisa y esas frases que dan en el epicentro del status quo, más de uno estamos velando por su integridad!

Se Sociable, Comparte!

La vuelta al cole

Ya estamos aquí. Recién aterrizados, hemos tenido la oportunidad de escuchar de nuestros dirigentes que nuestra economía empieza a repuntar (la contracción del PIB anticipan que ha llegado a su fin en el segundo trimestre de este ejercicio).

También, recién llegados, hemos comprobado que aunque la mayoría de nuestras empresas siguen sufriendo los efectos devastadores de la crisis, otras (me refiero al Real Madrid C.F.) viven a espaldas de la misma, llevando a cabo inversiones galácticas. Desde luego que suena paradójico. Desde fuera de nuestro país no se llega a entender.

Por otro lado, la vuelta a la normalidad ha sido para comprobar cómo –una vez más- los tribunales han vuelto a sentenciar en contra de las entidades financieras. Me estoy refiriendo a los préstamos multidivisas .

Sucede que muchos ciudadanos y empresas, en lugar de tomar sus préstamos en euros, fueron invitados por los bancos a solicitarlos en otro tipo de divisas (franco suizos, yenes…) Mientras estas divisas mantenían una paridad de cotización con el euro, ningún perjuicio obtuvieron dichos prestatarios. Recientemente, muchas de esas divisas han alterado su cotización con relación a nuestra moneda. Ello ha conllevado que, en muchos casos, después de haber pagado durante varios años y tener los referidos prestatarios sus cuotas al día, la deuda actual en euros es superior al préstamo inicialmente adquirido.

¿La causa? La diferencia de cotización entre dichas divisas.

Los tribunales, al respecto, están resolviendo a favor de los prestatarios, ya que una vez más, estas circunstancias no fueron explicadas a los mismos; y en ningún caso se les hizo una simulación del riesgo en que podrían incurrir.

Por ello, las sentencias resuelven reduciendo la deuda en las cuantías ya satisfechas y anulando el contrato de préstamo y el derecho real de hipoteca, debiendo restituirse las partes sus prestaciones en origen. Esto es, devolviendo el prestatario el dinero al tiempo que el banco alza la carga y extingue el préstamo (el problema operativo de cómo llevarlo a cabo es otra cuestión)

Una vez más, la falta de transparencia y de información suficiente vuelve a condenar a las entidades financieras (¿se acuerdan de las cláusulas abusivas de los préstamos hipotecarios, de las preferentes y de las cláusulas suelo?)

Por último, la reentré nos trae en breve la Fiesta Cierre del Verano que After Law Party celebrará el próximo jueves día 12 en la Terraza – Museo Reina Sofía.

¿Qué no sabes que es el After Law Party? Si perteneces a la comunidad jurídica o financiera, no te lo deberías perder ( www.afterlawparty.com )

Alguien estará pensando: acabamos de regresar de las vacaciones y ya estamos pensando en fiesta. Yo diría que, para empezar con alegría y buen humor, qué mejor que volvamos a vernos en la mejor de las fiestas: disfrutar del día a día, minuto a minuto, de la fiesta de la vida.

Se Sociable, Comparte!

La junta universal que aprueba las cuentas anuales

Cuentas anuales

En estas fechas, la práctica totalidad de las sociedades mercantiles proceden a aprobar sus cuentas anuales como paso previo a su obligatorio depósito en el Registro Mercantil, para que sean públicas y conocidas por cualquiera (proveedores, bancos, socios…)

Pues bien, mi experiencia en más de 25 años de profesión me ha hecho observar -respecto a dicha junta- los siguientes defectos u observaciones que, creo, convendría tener en cuenta. Son los siguientes:

• En la mayoría de las sociedades (las que poseen un número de socios reducido), las cuentas anuales se aprueban en Junta Universal (así lo dice, al menos, los certificados que se emiten al respecto)

Que dicho acuerdo de aprobar las cuentas anuales se tome en junta universal supone que, ese día a esa hora en ese lugar (en el que se toma el acuerdo), no sólo estaban todos los socios –presentes o representados- sino que todos aceptaron la celebración de dicha reunión.

Si así se dice y luego resulta que en el libro de actas no consta la firma de todos los socios, pueden darse todo tipo de problemas (societarios e, incluso, penales) pues se está presuponiendo un acuerdo derivado de una junta que, en muchos casos, ni siquiera se celebró.

Recuerdo aún una demanda societaria en la que un administrador hizo valer que un acuerdo fue aprobado por los socios en junta universal. La otra parte pudo probar fácilmente que ese día, a esa hora, se encontraba en una boda a más de 400 kilómetros del lugar de la presunta junta. Bastó este sólo argumento para que se tildara de falsa la supuesta junta universal.

Por tanto, conviene firmar todos los socios el acta de la junta (si es universal) y, si no lo es, conviene seguir los requisitos legales y estatutarios para que la junta que se constituya sea apta para adoptar acuerdos.

• Otro error u observación reiterado consiste en firmar rápido (y algunas veces a ciegas) las referidas cuentas sin reparar en su contenido.

En estos tiempos de crisis, más de una vez, las cuentas que se aprueban y luego se hacen públicas recogen Fondos Propios Negativos.

Ello implicaría que un acreedor con créditos de vencimiento posterior a dichas cuentas podría demandar a los administradores societarios con el único requisito de obtener del Registro Mercantil las mismas y probar que su crédito es posterior a dichas cuentas.

Un ejemplo es la Seguridad Social , que viene con frecuencia exigiendo responsabilidad a los administradores por las cuotas de cotización posteriores a dichas cuentas desequilibradas.

• Un tercer comentario es el relativo a la Memoria (entendida ésta como un documento más de las referidas cuentas anuales)

Siempre cuento que la Memoria explica con palabras lo que el Balance de Situación y la Cuenta de Pérdidas y Ganancias explican con fríos números.

La Memoria podemos hacerla tan extensa y detallada como queramos, o tan mínima como nos propongamos. ¿Saben cuál es la diferencia? Que si algún día tenemos problemas – por ejemplo, impago – una memoria excesivamente prolija se puede convertir en el mejor informe de un detective al acceso de todos y, por tanto, el mejor arma para un acreedor.

Recuerdo que en una quiebra (de las antiguas) gracias a la memoria pude comprobar cómo, con todo lujo de detalles, la quebrada había transmitido en documento privado un inmueble a una sociedad participada, en compensación de una deuda que no figuraba en el detalle del pasivo. ¡Fue su error y mi salvación!

Muchos más consejos se podrían dar acerca de las cuentas anuales, pero al menos espero que los citados inciten a la reflexión.

Se Sociable, Comparte!

Optimismo & Emprendedores & IURE Abogados

optimismo

 

Desde siempre tuve, como economista y empresario, inquietudes sobre el management. Siempre me preocupó la gerencia eficiente, cuáles eran sus fórmulas y postulados. La verdad es que mucho se ha escrito al respecto.

Así, hay quienes piensan que el foco de una empresa eficiente debe ponerse en el accionista y el dividendo. Otros dicen que el cliente es el foco y es el principal accionista. Todo gira en torno a satisfacer al cliente – comprador -presente o potencial- de los bienes y servicios que ofertan las empresas.

Pues bien, yo desde mi modesta opinión, creo que el foco y el principal axioma de toda empresa eficiente radica en que las personas que la integran sean felices. Me explico: cuando se trata de seleccionar a las principales máquinas, esas que no figuran en el balance, el empresario debe hacer, no tanto un test de profesionalidad o aptitudes (que también), sino un test de felicidad. Tiene que descubrir si el entrevistado que tiene delante, cuando suene el lunes el despertador a las 7 de la mañana, se levantará motivado porque su trabajo y su entorno le reportan felicidad o, si por el contrario, le generan hastío. Si el foco empieza en hacer que la empresa sea un espacio de felicidad para sus integrantes, a partir de ahí esa felicidad se irradia. ¿A quién? Al cliente que lo percibe (en el trato, las conversaciones, las negociaciones, en el servicio post-venta…)

Todos sabemos lo que cuesta captar un nuevo cliente y los efectos devastadores a que da lugar un cliente insatisfecho. Al final, casi por inercia tendremos a un socio feliz consecuencia directa de este círculo de la felicidad que, no olvidemos, comienza en los integrantes de la compañía (y, principalmente, en el líder) Alguien se estará preguntando ¡Y cómo hacer para que mi empresa sea un entorno amable, un entorno donde me sienta feliz? No me atrevo a dar muchas recetas, pero si una de ellas: el Optimismo.

Entrenen el Optimismo, fomenten el Optimismo
(igual que el atleta entrena el músculo, el Optimismo hay que entrenarlo).

Recientemente, en la presentación de la Liga de Los Optimistas de España, presentación que tuvo lugar en la prestigiosa escuela de negocios ESCP, llegué al convencimiento de que el Optimismo no sólo es rentable; es la vía para que fluyan las mejores energías. Debiera entrenarse y potenciarse en todas las empresas y organizaciones.

Desde IURE Abogados -ahora que vamos a presentar una nueva línea de negocio: IURE Emprendedores & Business- queremos decir a esa tribu de amantes del riesgo, llaneros solitarios, quijotes tal vez, que son los nuevos emprendedores que, además de la formación y capital necesarios y del conocimiento de las teorías del management, no se olviden de que las empresas que creen (vehículos para alcanzar el fin económico perseguido), tienen  que echar raíces muy sólidas para evitar las dificultades y, que parte de esas raíces, estarán basadas en el Optimismo, Optimismo que empieza en las personas que integran la empresa y se va irradiando de forma natural al resto de la organización. No olviden que el Optimismo es pieza esencial para crear un espacio de felicidad, que ¡ya lo creo que cotiza! ¡Haced la prueba, emprendedores de nuevo cuño o ya establecidos! Nada vais a perder por ello y mucho podréis ganar.

Se Sociable, Comparte!

Mejoría del Deudor Hipotecario

Clausulas suelo

Sucedía hasta ahora que cuando una entidad financiera ejecutaba una hipoteca por impago del deudor, a éste no le quedaba otra que callar.

No existía como motivo de oposición a la ejecución hipotecaria alegar cláusulas abusivas. La única vía era plantear otra demanda (esta vez iniciada por el deudor) para, una vez perdida la vivienda, reparar parcialmente el excesivo daño causado.

En estos tiempos de excesivas demandas hipotecarias, hemos contemplado casos harto aberrantes. Me acuerdo especialmente de uno que dice así:

Casa tasada por el banco en 100.000 euros (en el boom del ladrillo). Deudor que no podía atender las cuotas, siendo el principal adeudado 40.000 euros y los intereses de demora, los ordinarios y las costas de otros 25.000 euros. En esta situación, llegada la subasta, la entidad se adjudicó la vivienda por 60.000 euros.

El deudor, pues, se vio privado de su casa y quedó aún deudor del banco por otros 5.000 euros (65.000 euros era la deuda total y 60.000 euros la adjudicación)

Pues bien, lo más asombroso fue que al año de la adjudicación, el banco transmitió la finca en 70.000 euros

¿Sabe alguien calcular lo que ganó el banco? Pues si no me salen mal las cuentas, además del beneficio obtenido del deudor mientras éste pagó religiosamente, al final se cobró nada más y nada menos que 25.00 euros de intereses y costas (ambas abusivas)

Si a ello añadimos otros 10.000 de plusvalía (70.000 euros de precio de venta – 60.000 euros de precio de adjudicación), nos quedará que el negocio bancario ascendió a 35.000 euros (10.000 euros de plusvalía + 25.000 euros de intereses y costas)

¿Cómo no iban a reventar las costuras del sistema con ejemplos así?

La pena es que hayan tenido que repetirse muchos ejemplos así hasta que se ha modificado nuestra legislación para parar el abuso de un montón de cláusulas que las entidades financieras incorporan en los préstamos hipotecarios (y que haya tenido que ser una Sentencia de la Unión Europea la que ha provocado dicha modificación)

Así, a partir del día de San Isidro, día en que entra en vigor la Ley de Protección de los deudores hipotecarios, ya hay control sobre dichas cláusulas abusivas y, además:

Se incorporan mejoras en las subastas (hasta ahora desiertas) para hacerlas más apetecibles. Así, baja al 5% la cantidad a consignar para poder pujar (antes era el 20%)

Se amplían a cuarenta días el plazo para terminar de pagar la cantidad ofrecida por el mejor postor

Se permite conocer por dentro el estado de la finca, primando al deudor que permita el acceso con un 2% del valor de adjudicación del inmueble

Hay limitaciones respecto al cálculo de intereses de demora que no podrán ser superiores a tres veces el interés legal del dinero y ya no se podrán calcular intereses de los intereses no pagados

Se limitan las costas al 5% de la cantidad que se reclama. Si la norma actual hubiera sido aplicable al caso planteado, probablemente los intereses y las costas no excederían de 6.000 euros, cuando en el ejemplo llegaban a 25.000 euros)

El hecho de que haya más subasteros y que el valor mínimo de adjudicación de la vivienda habitual haya subido del 60% al 70% del valor de tasación (cuando se le adjudica al banco) hace pensar que el deudor quedará ahora en menor medida endeudado con el banco

En nuestro ejemplo, el banco se habrá adjudicado, con la legislación actual, la vivienda en 70.000 euros y, teniendo en cuenta que los intereses y las costas serían de 6.000 euros y el principal pendiente de 40.000 euros, tendríamos que ahora el banco tendrá que devolver al deudor:

+70.000 euros (precio adjudicación)

– 40.000 euros (principal pendiente)

– 6.000 euros (intereses y costas)

————————————————

= + 24.000 euros (saldo a favor del deudor)

Recuerden que antes el saldo era a favor del banco en 5.000 euros.

¡Menuda diferencia! ¡Bienvenida la mejoría del deudor hipotecario! ¡Bienvenida la nueva Ley de Protección de los deudores hipotecarios!

Se Sociable, Comparte!

Cláusulas suelo: se repite el abuso bancario

Clausulas suelo

Recientemente el Tribunal Supremo ha venido a declarar nulas por abusivas las “cláusulas suelo” impuestas por las entidades bancarias en una generalidad de préstamos hipotecarios.

Para describir la situación hay que empezar diciendo que en España, a diferencia de otros países europeos, nos gusta el riesgo y, prueba de ello, es que la inmensa mayoría de los préstamos hipotecarios que se firman son a interés variable (en otros países la tendencia es el interés fijo).

Sucede así que las fluctuaciones del índice de referencia (Euribor más diferencial) modifican al alza o a la baja la carga financiera que el prestatario ha de abonar a su prestamista financiero.

El Euribor ha pasado -desde diciembre de 2011 al día de hoy- de estar al 2% a estar entorno al 0,5%.

Ello, en un principio, debería haber beneficiado a todos aquellos prestatarios que, jugando a riesgo, han visto un descenso pronunciado del tipo de referencia (Euribor).

Pero si esto debería ser así en la teoría, la práctica bancaria lo ha impedido. El motivo: las entidades financieras han impuesto en una generalidad de préstamos hipotecarios, que a partir de determinadas bajadas (cláusulas suelo), las mismas no benefician al prestatario – consumidor y únicamente dicho beneficio vaya a pasar al prestamista – acreedor.

Pongamos un ejemplo: en 2010 una entidad financiera otorgó un préstamo hipotecario de 400.000 euros. El tipo que se fijó fue el variable consistente en determinarlo para cada periodo anual en el Euribor + 1%. Al tiempo, se fijó una cláusula suelo del 4% y una cláusula techo del 15%.

¿Qué sucede con este prestatario-consumidor?

Pues que el pobrecillo sencillamente no se está beneficiando de las bajadas del Euribor y que sigue pagando carga financiera al 4%, pudiéndolo hacer en el entorno del 1,5% (0,5+1)

Si el saldo vivo a día de hoy es de 350.000euros, la referida cláusula suelo le está impidiendo un ahorro anual de 8.750 euros (2,5% x 350.000 euros)

No se olviden que el perjuicio para el prestatario – consumidor es el beneficio para el prestamista – acreedor, que ve cómo la bajada de tipos únicamente le beneficia a él, mientras que las subidas por encima del 4% serán soportadas por ambos.

¡¿Les parece justo?! Quizás les parezca abusivo. Pues bien, lo mismo le ha parecido al Alto Tribunal.

El Tribunal Supremo, en una sentencia reciente, ha venido a decir que las entidades financieras abusando de su posición dominante han introducido la cláusula abusiva denominada “cláusula suelo”.

Se Sociable, Comparte!