Derecho Concursal


Como Presidente de IURE Abogados y de la Asociación por el Derecho Concursal Ético, ACORDE, he comprobado que algo está fallando en la aplicación de la Ley Concursal, que no sólo debería proteger a los acreedores ordinarios, sino que también debería garantizar o al menos contribuir a la continuidad de la actividad de las empresas.

Todos aquellos que formamos parte de una manera u otra del ejercicio del Derecho Concursal, debemos elegir entre ignorar la apabullante destrucción del tejido empresarial y el empleo, así como la habitual insatisfacción del crédito de los acreedores, o asumir una responsabilidad más allá de lo que la profesión nos exige.

Por lo demás diré del Derecho Concursal que además de ser pluridisciplinar, es “derecho de autor”: todo se puede crear con tal de satisfacer el interés del acreedor.

Comments are closed.