El Desapalancamiento Financiero


apalancamiento financiero

¿Saben cuál fue la razón de la crisis actual?

El apalancamiento financiero

¿Qué quiere decir ese concepto? Sencilla y llanamente adquirir activos sin dinero propio; casi en su totalidad con financiación ajena.

Sucedía antaño que había no pocos activos (inmobiliarios o acciones) que tenían tasas de retorno (alquileres o dividendos) superiores a la cuota a devolver por el capital prestado.

Imagínese que de pronto tiene barra libre para endeudarse. Podría adquirir un paquete mayoritario de Iberdrola (por poner un ejemplo) sin desembolsar fondos propios, y podría llegar a amortizar el préstamo concedido si los dividendos de las Iberdrolas fueran iguales o superiores a las cuotas de amortización del préstamo que financió dicha inversión.

Eso es lo que sucedió en exceso en las épocas de bonanza. España se endeudó en los mercados internacionales porque inicialmente la ecuación funcionaba (el activo subyacente via rentas / dividendos más la plusvalía latente, permitía devolver el dinero prestado). Ahora bien, dicha ecuación se invirtió cuando el activo no sólo se despreció sino que sus retornos (rentabilidades) menguaron.

¿Qué sucedió entonces? Que, a modo de castillo de naipes, el sistema se derrumbó y, como los prestamistas nacionales son nuestros bancos, hubo que llamar a Bruselas para que vinieran a echarnos una mano (después de haberse empleado a fondo el FROB).

Esa fue, de forma muy resumida, la radiografía del origen de la actual crisis. Dicho en términos más sencillos, el excesivo consumo interno se sustentaba, no tanto en unos salarios vigorosos, como en un endeudamiento enfermizo.

En cifras, España debe alrededor de un 320% de su PIB, lo que equivale, en términos absolutos, a unos 3,3 billones de euros (cada español ha recibido una herencia de 70.200€ de deuda).

De este monto gigantesco de deuda, el 200% es privado (de ésta, a su vez, el 80% es de las familias y el 120% restante de las empresas) y el 100% pública.

Para que unos y otros reduzcan los porcentajes, se requiere más PIB (más crecimiento), pues de lo contrario no sólo no menguarían sino que se acrecentaría dichos porcentajes.

Pues bien, nuestras estadísticas nacionales nos dicen que estamos asistiendo, por primera vez, al desapalancamiento financiero (las referidas deudas en términos PIB se empiezan a contraer).

Bendita noticia. Probablemente podamos llegar a ratios de endeudamiento razonable, pero no se alegren en exceso. Cuando la memoria haya borrado las consecuencias indeseadas de tanto endeudamiento, volveremos a las andadas. Si no, al tiempo.

Se Sociable, Comparte!

One Response to El Desapalancamiento Financiero

  1. jose luis viejo dice:

    buenos dias fernando , que tal.
    me gustan mucho tus articulos,sigue asi.
    un saludo

Deja un comentario