La vuelta al cole


Ya estamos aquí. Recién aterrizados, hemos tenido la oportunidad de escuchar de nuestros dirigentes que nuestra economía empieza a repuntar (la contracción del PIB anticipan que ha llegado a su fin en el segundo trimestre de este ejercicio).

También, recién llegados, hemos comprobado que aunque la mayoría de nuestras empresas siguen sufriendo los efectos devastadores de la crisis, otras (me refiero al Real Madrid C.F.) viven a espaldas de la misma, llevando a cabo inversiones galácticas. Desde luego que suena paradójico. Desde fuera de nuestro país no se llega a entender.

Por otro lado, la vuelta a la normalidad ha sido para comprobar cómo –una vez más- los tribunales han vuelto a sentenciar en contra de las entidades financieras. Me estoy refiriendo a los préstamos multidivisas .

Sucede que muchos ciudadanos y empresas, en lugar de tomar sus préstamos en euros, fueron invitados por los bancos a solicitarlos en otro tipo de divisas (franco suizos, yenes…) Mientras estas divisas mantenían una paridad de cotización con el euro, ningún perjuicio obtuvieron dichos prestatarios. Recientemente, muchas de esas divisas han alterado su cotización con relación a nuestra moneda. Ello ha conllevado que, en muchos casos, después de haber pagado durante varios años y tener los referidos prestatarios sus cuotas al día, la deuda actual en euros es superior al préstamo inicialmente adquirido.

¿La causa? La diferencia de cotización entre dichas divisas.

Los tribunales, al respecto, están resolviendo a favor de los prestatarios, ya que una vez más, estas circunstancias no fueron explicadas a los mismos; y en ningún caso se les hizo una simulación del riesgo en que podrían incurrir.

Por ello, las sentencias resuelven reduciendo la deuda en las cuantías ya satisfechas y anulando el contrato de préstamo y el derecho real de hipoteca, debiendo restituirse las partes sus prestaciones en origen. Esto es, devolviendo el prestatario el dinero al tiempo que el banco alza la carga y extingue el préstamo (el problema operativo de cómo llevarlo a cabo es otra cuestión)

Una vez más, la falta de transparencia y de información suficiente vuelve a condenar a las entidades financieras (¿se acuerdan de las cláusulas abusivas de los préstamos hipotecarios, de las preferentes y de las cláusulas suelo?)

Por último, la reentré nos trae en breve la Fiesta Cierre del Verano que After Law Party celebrará el próximo jueves día 12 en la Terraza – Museo Reina Sofía.

¿Qué no sabes que es el After Law Party? Si perteneces a la comunidad jurídica o financiera, no te lo deberías perder ( www.afterlawparty.com )

Alguien estará pensando: acabamos de regresar de las vacaciones y ya estamos pensando en fiesta. Yo diría que, para empezar con alegría y buen humor, qué mejor que volvamos a vernos en la mejor de las fiestas: disfrutar del día a día, minuto a minuto, de la fiesta de la vida.

Se Sociable, Comparte!

Deja un comentario