Paraisos Fiscales Escondite de Pecadores


Aparece hoy publicada la primera dosis de información acerca de la identidad de miles de multimillonarios que esconden sus fortunas en paraísos fiscales.

Antes que nada, conviene advertir del concepto de paraíso fiscal: es aquel territorio caracterizado por la nula o reducidísima tributación fiscal que, además, impide a terceros conocer el auténtico titular real que se esconde detrás de la entidad creada.

Vamos, que la propia definición ya es lo suficientemente clarificadora de quiénes usan los referidos territorios, que no son otros que aquellos que han amasado fortunas de forma turbia o, al menos, al margen del fisco.

La noticia que hoy salta a los medios arroja la friolera de entre 20 y 32 billones de dólares escondidos en dichos paraísos ¡¡Asombroso!!

Pero lo mejor del caso es que los pecadores escondidos en los susodichos paraísos empiezan a salir a la luz. Se empieza a correr el velo del secreto y más de uno se va a poner nervioso cuando, fruto del esfuerzo tenaz de unos periodistas, su nombre aparezca en las listas negras (al parecer, en ellas se haya la Baronesa Thyssen).

¿Se acuerdan de Wikileaks? Una vez más tiene que ser la sociedad civil quien empiece a derrumbar los muros de la vergüenza (en este caso, los de la opacidad de los paraísos fiscales)

¿A qué esperan los dirigentes de los estados para dinamitar dichos paraísos? ¿Se imaginan si los 20 ó 30 billones de dólares hubieran tributado aunque sólo fuera el 10%? ¿Cuántos ingresos hubieran recibido los Estados para poder así atender las necesidades de educación, sanidad, … de sus ciudadanos?

Empujemos a nuestros dirigentes a que sean ellos quienes derrumben los paraísos fiscales y hagan salir de sus escondites a los pecadores que en ellos se esconden.

Se Sociable, Comparte!
Social tagging: > > >

Deja un comentario